País avanza en la implementación de recomendaciones sobre estadísticas oficiales

20Abr
OCDE evaluó sistema estadístico nacional

País avanza en la implementación de recomendaciones sobre estadísticas oficiales

- OCDE confirma la base imparcial y objetiva para la recopilación, procesamiento y divulgación de los datos.

- Importantes desafíos financieros amenazan éxito de la implementación de recomendaciones.

Costa Rica muestra un importante avance en la aplicación de las recomendaciones señaladas en el Informe de evaluación sobre el sistema estadístico y las estadísticas oficiales, emitido en setiembre de 2019 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El informe fue emitido por la Dirección de Estadísticas y Datos de la OCDE, con la colaboración de funcionarios designados por los países miembros de Australia, Chile e Italia.  Los evaluadores efectuaron una exhaustiva labor y había solicitado gran cantidad de datos y documentación a los responsables de las estadísticas oficiales en Costa Rica, principalmente las provenientes del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), del Banco Central de Costa Rica (BCCR) y Ministerio de Hacienda. Se les brindó información detallada sobre las operaciones estadísticas de su interés y se estableció una hoja de ruta que incluía un cronograma de envío de información. Se realizaron tres misiones, una de ellas de revisión de pares, con profesionales en estadística de alto nivel de oficinas estadísticas de los países mencionados.

Los principales progresos señalados se centran en la aprobación de un nuevo marco legal e institucional para estadísticas oficiales al lograr la aprobación, en mayo 2019, de la Ley 9694 del Sistema de Estadística Nacional (SEN), con la cual se resolverán en el corto plazo, los problemas de financiamiento de la actividad estadística y contribuirá a fortalecer las buenas prácticas estadísticas recomendadas por los organismos internacionales y en especial el cumplimiento de los lineamientos establecidos por OCDE.

Asimismo, dicha ley permitirá fortalecer la rectoría del INEC del Sistema de Estadística Nacional a través de los mecanismos de coordinación previstos como la Comisión Interinstitucional Estadística, las Unidades o Procesos Especializados de Estadística, el Consejo Nacional Consultivo y la Estrategia Nacional de Desarrollo Estadístico (ENDE) y Plan Estadístico Nacional (PEN).

Entre los criterios de evaluación establecidos para cada ámbito se permitió determinar en qué medida se ajustaban a las políticas y términos de cobertura, oportunidad, coherencia, cumplimiento, transmisión de datos y metadatos, precisión, interpretabilidad y credibilidad establecidas por la OECD.

Sin embargo, el proceso de consolidación en la producción de las estadísticas y el tener mayor seguridad en la ejecución de los proyectos, ha tenido que ajustarse a las disposiciones de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, lo cual ha ocasionado un freno para realizar proyectos relevantes como los censos de población y vivienda entre otros.

Con respecto a la realización de los censos, el informe señala que desde un punto de vista estadístico, el proceso de recopilación, procesamiento y divulgación aplicado por el INEC es confiable y, en general, está en concordancia con las prácticas de los miembros de la OCDE.

La adopción de la ley reformada del Sistema de Estadística Nacional representa un avance significativo en el mandato para la recopilación de datos y exige que el INEC realice los censos de población y vivienda cada diez años (los últimos fueron en el 2011). 

Respecto a las estadísticas de precios, se está trabajando en mejorar la cooperación entre oficinas de estadística con los países de habla hispana. En cuanto a las estadísticas de comercio internacional de bienes, balanza de pagos y estadísticas del comercio internacional, se aumentó la colaboración interinstitucional para que la calidad de los datos mejore y se fortalezca.

En lo referido a estadísticas laborales y de remuneración desde 2020, el INEC ha venido mejorando la entrega de datos al pasar de una periodicidad trimestral a mensual, con la divulgación de trimestres móviles. 

Actualmente, se trabaja arduamente para atender las recomendaciones y se reconoce que todavía  falta implementar procedimientos para que la transmisión de datos a la OCDE  se haga de manera regular y eficiente. La aprobación de la OCDE significa un respaldo a la hoja de ruta que se estableció para atender cada uno de los puntos señalados de este informe y sus recomendaciones. 

Compartir